domingo, 4 de noviembre de 2007

PERFIL DE UN SEMINARISTA FILIPENSE.



La congregación del Oratorio de San Felipe Neri, ofrece un espacio para los jóvenes, de tal manera que puedan configurarse con Cristo.
EL perfil de un seminarista filipense se mide en cuatro aspectos: Espiritual, Pastoral, Académico y Comunitario. Todos los jóvenes que hacen parte de la comunidad del Oratorio de San Felipe Neri, son jóvenes, con las mismas espectativas e iniciativas que cualquiera puede tener; pero que al formar parte de la comunidad están invitados a vivir en la alegría cristiana, en la humildad, en la caridad, en la mortificación, y a un amor exclusivo por la Eucaristía, y a la Virgen María.